Descubriendo a Mar de Arce, primera campeona de Wingfoil Big Air de la historia

Por Nani Domínguez

El mundo del deporte siempre ha sido un terreno fértil para el surgimiento de talentos y personalidades destacadas que nos dejan sin aliento con sus habilidades y dedicación. Uno de estos casos es el de Mar de Arce Sánchez, una deportista apasionada de los deportes acuáticos como el windsurf, kitesurf y wingfoil que ha cautivado a aficionados y expertos por igual con su destreza y espíritu inquebrantable.

Así lo ha demostrado en la GWA Wingfoil World Cup Gran Canaria, donde De Arce Sánchez, luchando en su primera competición de Wingfoil, protagonizó la gran sorpresa superando a su compatriota y gran favorita, Nía Suardiaz, por un estrecho margen para llevarse el primer título mundial de Big Air que celebra la Global Wingsports Association (GWA), una asociación que tiene como objetivo promover a nivel mundial todos los aspectos de los deportes como el wingfoil, wingsurf, wingboard y cualquier otro deporte en el que se use un ala en el agua, la tierra o la nieve.

Mar de Arce y el wingfoil

Mar de Arce Sánchez descubrió su pasión por el wingfoil en 2022, cuando le prestaron una tabla para probar esta reciente modalidad deportiva. Desde el momento en que se subió por primera vez a una tabla de wingfoil supo que había encontrado una de sus vocaciones. Este mismo año, debutó en las competiciones de la GWA y está demostrando ser una de las mejores en esta modalidad deportiva, ocupando actualmente la séptima posición del ranking mundial en Surf-Freestyle y Freefly-Slalom de la GWA, demostrando su habilidad para maniobrar y controlar la tabla en condiciones difíciles y convirtiéndola en una competidora formidable.

“Hará once años que estoy practicando los deportes acuáticos. Empecé con el windsurf y hace un par de años con el kitesurf, pero con el wingfoil este es mi primer año. Yo he venido aquí para aprender y, ser la primera campeona del mundo en Big Air, es un aliciente más para seguir practicando y aprendiendo más de este deporte”, señaló esta joven deportista de tan solo 20 años, quien destaca que “la sensación de libertad y la conexión con la naturaleza que experimentas mientras vuelas sobre el agua es incomparable”.

Nacida en Cataluña, pero residiendo entre Pozo Izquierdo (Gran Canaria) y Tarifa (Cádiz), Mar de Arce Sánchez creció rodeada de mar y siempre ha sentido una profunda conexión con el océano. Su amor por los deportes acuáticos se remonta a su infancia, cuando con solo siete años comenzó a practicar surf y windsurf. Estas experiencias previas le dieron una base sólida para adentrarse en el mundo del wingfoil. “Con tan solo 16 años me vine sola a vivir a Pozo Izquierdo. Aquí en Gran Canaria estudié el título de Grado Medio en Vela, lo que me ha servido para trabajar como instructora de windsurf, kitesurf y, ahora, de wingfoil”.

Lo que distingue a Mar de Arce Sánchez de otros deportistas es su tenacidad y dedicación inquebrantables. Desde el principio se propuso convertirse en una referente en el mundo de los deportes acuáticos y no ha dejado que nada se interponga en su camino. Aunque ha enfrentado desafíos y obstáculos a lo largo de su carrera, su determinación y perseverancia la han llevado a alcanzar logros impresionantes como el título mundial de sub21 de windsurf, en la modalidad de Olas, en el Campeonato del Mundo de Pozo Izquierdo en 2019.

Deportista con valores

Además de su éxito en la competición, Mar de Arce Sánchez también ha utilizado su plataforma para fomentar la igualdad de género en el deporte. Como una de las pocas mujeres destacadas en el mundo del wingfoil, junto a su amiga Nía Suardiaz, se ha convertido en un modelo a seguir para las jóvenes deportistas que sueñan con incursionar en este deporte. Ella aboga por la inclusión y colabora activamente en iniciativas que promueven la participación femenina en deportes de agua. Su estilo de vida saludable y su pasión por los deportes acuáticos está inspirando a muchos a seguir sus pasos.

Mar de Arce Sánchez cree en la importancia de cuidar el medio ambiente y es una defensora incansable de la conservación del océano. Participa en campañas de concienciación y trabaja junto a organizaciones dedicadas a la protección marina.

El legado de Mar de Arce Sánchez en el mundo del windsurf, kitesurf y wingfoil sigue creciendo, ya que con tan solo 20 años está demostrando ser una de las mejores en esta modalidad deportiva que comenzó a practicar en 2022. Su dedicación, talento y espíritu pionero la convierten en una figura destacada en estos deportes acuáticos.

A medida que el wingfoil continúa ganando popularidad en todo el mundo, no hay duda de que Mar de Arce Sánchez seguirá dejando su huella, como la que ha dejado en la GWA Wingfoil World Cup Gran Canaria con su título de campeona del mundo de Big Air inspirando a otros a perseguir sus pasiones y explorar nuevos horizontes en el maravilloso mundo del wingfoil. En este sentido, asegura que su intención es “seguir aprendiendo y mejorando todo lo que pueda, paso a paso. No quiero ser la mejor en todo, sino aprender y disfrutar, que para mí es lo más importante”.

Foto: Delfour/ GWA

Fuente: www.as.com

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.