Los coches eléctricos son espectaculares y potentes, pero la gente “aprecia más la tecnología analógica”

Por Álberto Pérez

Rimac es reconocida por el impresionante deportivo eléctrico Nevera, que presumen de una potencia de casi 2.000 CV, pero cuya producción está limitada a tan solo 150 unidades para todo el mundo. Aunque la marca se ha destacado por su plantearse modelos exclusivamente eléctricos en los que instalar potencias de locura, su CEO, Mate Rimac, compartió recientemente en una entrevista con Autocar su visión sobre la actual disparidad del posicionamiento entre los automóviles eléctricos y los de motor de gasolina.

Recordemos que hace apenas unas semanas, Bugatti (marca que pertenece en mayor medida a Rimac) presentó su nuevo bloque de gasolina V16 que montará el sustituto generacional del Chiron junto a un sistema de apoyo eléctrico. Pero, ¿por qué Bugatti no ha lanzado un coche 100% eléctrico? Mate Rimac ha respondido a todo ello.

Mate Rimac cree que la tecnología analógica es más querida

A día de hoy, Rimac ya ha entregado 50 unidades de su hiperdeportivo eléctrico. Durante su entrevista fue preguntado por el motivo de no haber vendido ya toda la producción, algo que suele suceder en estos casos para coches tan exclusivos. La respuesta a esto podría estar en cómo los multimillonarios ven la tecnología eléctrica frente a sus alternativas con motor de combustión.

Cuando se desarrolló el Nevera, fue como muestra de lo que podrían lograr los eléctricos del momento, los cuales casi estaban por descubrir. “En ese momento pensábamos que los coches eléctricos serían geniales en unos años: los mejores coches, con el mayor rendimiento, etc. Nos damos cuenta ahora que, a medida que la electrificación se está generalizando, las personas en el extremo superior del sector quieren diferenciarse”. 

Este punto de vista se posiciona, por lo general, en “un mayor aprecio por la tecnología analógica”. Sobre esto, el responsable lanzó un símil con la alta relojería: “Un Apple Watch puede hacerlo todo mejor. Puede hacer 1.000 cosas más, es mucho más preciso, puede medir el ritmo cardíaco… Pero no pagarías 200.000 euros por un Apple Watch. Por un reloj analógico sí“. 

Esta visión es muy cercana a lo que la compañía ha llevado a cabo con el sustituto del Chiron. “Si hiciéramos un Bugatti eléctrico, habríamos vendido una cantidad de ellos, seguramente por la marca. Pero esa cantidad no habría estado ni cerca de la cantidad estimada que se venderá con el motor V16”. 

Precisamente por esto, es más que probable que Rimac no dé un sucesor eléctrico al Nevera. “Los segmentos de automóviles de alta gama exigen un alto nivel de diferenciación y atractivo analógico. Creo que existe un nicho para hacer cosas que no pueden hacer con un motor de combustión. No se trata de ser eléctrico, se trata de hacer cosas que otros coches no pueden hacer y brindar una experiencia única”. 

Por último, el directivo afirmó que su marca, pese al ideario común, no es una que se centre en los coches eléctricos, sino que “hacemos lo que más emocionante sea en ese momento”. También afirmó que no ve “ninguna razón” para lanzar un Bugatti eléctrico. “Hemos desarrollado un nuevo motor V16 y queremos utilizar ese motor por un tiempo, y tal vez algunos otros motores, y no veo ninguna razón por la cual sería imposible”, afirmó el directivo. 

Foto: Cortesía

Fuente: hibridosyelectricos.com

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.