Gee Atherton saca el instinto de supervivencia en los Dolomitas

Por As Acción

Los Dolomitas, una majestuosa cadena montañosa que se alza en el corazón de los Alpes, se ha convertido en uno de los destinos más emblemáticos para los amantes del ciclismo de aventura extrema. Este paraje natural, caracterizado por sus impresionantes formaciones rocosas de dolomita, no solo atrae a los aficionados al ciclismo de montaña, sino también a aquellos que prefieren las carreteras sinuosas y desafiantes.

Con un parque nacional y nueve parques naturales, Los Dolomitas ofrecen un telón de fondo espectacular para los ciclistas que buscan emociones extremas y paisajes inolvidables. Sin embargo, pocos han logrado capturar la esencia de este lugar de la manera en que lo hizo Gee Atherton y su equipo en la última entrega de la serie Ridgeline.

El rodaje de esta increíble hazaña tuvo lugar en agosto de este año en los Dolomitas italianos. Acceder a los lugares remotos para rodar implicó una odisea que incluyó caminatas agotadoras de cuatro horas, escaladas con cuerdas, ascensos por empinadas escaleras y hasta rápeles. El equipo llevaba consigo equipo de cámara de alto rendimiento, drones, suministros de alimentos y, por supuesto, la bicicleta de Gee Atherton, desmontada en cuadro, manillar y ruedas para distribuir la carga de manera efectiva.

Gee Atherton, el famoso ciclista británico, quien lideró esta aventura, describe la experiencia como la semana más desafiante tanto física como mentalmente de toda la serie Ridgeline. En sus propias palabras, “un sentido de aventura y una preocupación genuina por nuestra supervivencia nos impulsaron a seguir adelante en busca de algunas de las escenas más increíbles que jamás hayamos filmado”. Visto el resultado… mereció la pena.

Foto: YouTube

Fuente: www.as.com

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.