GERMÁN A LA HISTORIA

Por Nelson Muñoz

@nelsonrafael013

Esta semana el dominicano Domingo Germán entró en los libros de récords al sumar un juego perfecto, el tercero para un latino, el cuarto para la historia de los Yanquis y el vigésimo cuarto en MLB.

Nadie conseguía esta hazaña desde que en 2012 lo hiciera el venezolano Félix Hernández con los Marineros ante los Rays.

La hazaña la logró ante el peor equipo de la temporada, los Atléticos de Oakland, lanzando los nueve capítulos, retirando a los 27 bateadores, ponchando a 9 de los cuales solo tres fueron a Ryan Noda.

Germán se hizo de 99 lanzamientos, de los cuales 72 cayeron en strikes. Gleyber Torres se hizo presente por los Yanquis al irse de 4-0, con anotada como designado y Oswaldo Cabrera ligó de 1-1, con par de anotadas. Al final Nueva York blanqueó con paliza incluída de 11×0 en el Coliseo de Oakland.

Pero en sí, este artículo quisimos darle un toque histórico donde recordaremos los otros dos juegos perfectos de latinos y los otros tres de los Yanquis.

Dennis Martínez – Expos de Montreal / 1991 

Comenzamos con el nicaragüense Dennis Martínez, quien lo logró el 28 de julio con los Expos de Montreal ante los Dodgers en Los Ángeles.

El derecho necesitó 96 pitcheos de los cuales 66 cayeron en strike y sumó cinco ponches, la pizarra finalizó 2×0

Félix Hernández – Marineros de Seattle / 2012

Antes de la hazaña de Germán, este fue el último perfecto. “El Rey” pintó de blanco a tampa el 15 de agosto en Seattle, como dato adicional de los tres latinos que han conseguido el perfecto, este ha sido el único con 12 ponches y el único en casa.

Hernández utilizó 113 lanzamientos y 77 fueron cantados strikes, el marcador quedó por la mínima, 1×0. Por Seattle lo acompañó en el lineup el criollo Jesús Montero que se fue de 

4-0 y por Tampa, estuvo José Lobatón detrás del plato quien se fue de dos-nada.

Ahora revisaremos los lanzadores de los mulos quienes han sido catalogados de perfectos.

Don Larsen – Yanquis de Nueva York / 1956

El cinco de octubre los Mulos y los Dodgers de Brooklyn jugaban el quinto de la Serie Mundial en Yanqui Stadium, Larsen fue el encargado de abrir y entró en la historia al ser el primer y hasta la fecha único lanzador en tirar un “Perfect game” en una final.

Larsen ponchó a siete en las nueve entradas y le dio la tercera victoria a Nueva York para ponerse arriba en la serie. Al final el abridor terminó llevándose los honores de MVP de la World Series de ese año.

David Wells – Yanquis de Nueva York / 1998

Tuvieron que pasar 42 años para que un lanzador de Nueva York repitiera la hazaña de Larsen, solo que en esta ocasión fue en un juego de ronda regular. El zurdo David Wells se convirtió en el segundo yanqui en sumar el logro el 17 de mayo, también en Nueva York versus los Mellizos de Minnesota.

Wells ponchó a 11 y trabajó con 120 lanzamientos y 79 cayeron en zona buena. Algo que coincidió con Larsen es que ese año los Yanquis ganaron la Serie Mundial ante los Padres de San Diego y Wells se llevó el primer juego de la final.

David Cone – Yanquis de Nueva York / 1999

Increíblemente, al año siguiente otro Yanqui conquistaría un nuevo juego perfecto, se trataba de David Cone quien maniató a los Expos de Montreal, también en Yanqui Stadium.

El derecho, ganador del Cy Young, trazó los nueve episodios con sólo 88 innings y donde ponchó a 10 bateadores. Y si sumamos la coincidencia de Larsen y Wells, que ambos se coronaron el año del Juego Perfecto, Cone hizo lo mismo ese año con los mulos al barrer a los Bravos de Atlanta en la Serie Mundial y llevarse el anillo.

Cone abrió el segundo de la final y se llevó el triunfo ante los de Georgia.

Ante estas coincidencias de que el año que un pitcher de los Yanquis ha conseguido un juego perfecto, ¿será que Nueva York se corona campeón este año?

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.