FÚTBOL SI, MALANDREO NO

Por Richard Méndez

Regresó el fútbol al Estadio Metropolitano de Cabudare, lo hizo vestido de mujer con la Vinotinto Femenina para enfrentar nuevamente a Colombia en un escenario que había mejorado su aspecto tras recuperar varias zonas que estuvieron inactivas y abandonadas. No solo regresó el fútbol, también regresaron los que se disfrazan de hinchas para dedicarse a malandrear en el estadio.

Según indicaron múltiples reportes se trataba de un enfrentamiento entre supuestas barras formadas por hinchas del desaparecido Deportivo Lara y otros venidos desde Caracas que se dieron a los golpes en las tribunas poniendo en alerta a las familias que asistieron a ver un partido internacional. Debo confesar que en lo personal me cuesta mucho llamar “barras” a estos grupos que van a la cancha a generar caos y terror en los asistentes. Para mi no son otra cosa que malandros disfrazados de hinchas,

Una verdadera barra es para alentar, dar colorido a la tribuna y apoyar a su equipo, pero jamás está en la intención de un verdadero hincha ir a un estadio pensando en agredir y enfrentarse a otros como si de esta manera se demuestra más amor y compromiso por los colores de un club. Esa no existe y no hacen otra cosa más que avergonzar a nuestro ya muy maltratado fútbol como para que ahora tengamos que seguir soportando el malandreo en el estadio.

Hace más de un año que desapareció el Deportivo Lara, en Cabudare hace rato no se jugaban partidos de fútbol y menos de la Vinotinto, la gente extrañaba hace tiempo lo que se había convertido en un hábito para varias familias. Es bueno que te arreglen el estadio, es hermoso que traigan a la Vinotinto Femenina pero es terriblemente vergonzoso y lamentable que los malandros decidieron aparecer ese día en la cancha.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.