¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?

Por Richard Méndez

Europa es ese territorio en el que con mayor facilidad y éxito se desempeña el Real Madrid, no importa que tan justo llegue a la competencia ni que tan mal venga jugando, se trata de un equipo que su historia pesa más que su presente y su plantilla aún sin las figuras del pasado es capaz de superar a cualquiera de los grandes favoritos. Así parece que estamos reviviendo en esta temporada de la UEFA Champions League situaciones que tal vez pensamos era excepcionales en el 2022 cuando uno tras otro fueron quedando atrás PSG, Chelsea, Manchester City y Liverpool en la final de París.

Esta vez muchos pensaron que los de Guardiola volverían a darles una lección con goleada, pero contrariamente los “citizens” fueron los que se estrellaron contra el muro hasta caer en penales. Esta semana las esperanzas de muchos opositores del club madrileño se pusieron en un club bávaro con historia y jerarquía pero el resultado volvió a ser evidencia que al Madrid lo dejaron vivo una vez más. A los merengues hay que ganarle dos veces en el mismo partido, liquidarlos sin dar tiempo a reaccionar y mucho menos sobreponerse porque herido es más difícil.

El empate en Munich es muy buen resultado para un club que ataca poco pero cuando lo hace te vacuna porque tiene una pegada impresionante, contrario a lo que suelen necesitar sus rivales que a veces se desgastan en avanzadas permanentes creando una decenas de situaciones claras antes de poder marcar un gol. Hoy no hay figuras del peso de Cristiano o Benzemá, pero sigue alcanzando con una buena tarde de Vinicius para meter en aprietos al meta contrario.

Existen equipos y jugadores que les pesa la historia del rival en el aspecto emocional y que cuando están en desventaja ya sucumben ante el terror que causa el fantasma de saber que la historia está por repetirse, que no importa qué tan bien armado esté un equipo, ni qué jugadores tiene en la plantilla y mucho menos el momento del torneo liguero. Cuando se trata de enfrentar al real Madrid siempre va a ser un dolor de cabeza encontrar el equipo que sea capaz de ponerle el cascabel al gato.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.