ES PARA SUDARLA

Por Richard Méndez

Los venezolanos hemos vuelto a sentir orgullo por la nueva marca que equipará a la Vinotinto, dejando atrás la pequeña marca italiana que no tuvo capacidad para satisfacer las necesidades del mercado de fanáticos que no les quedó más remedio que acudir a las versiones pirateadas que se podían encontrar en los buhoneros que siempre encontraron clientela en medio de la demanda. Los venezolanos se han sacudido de una marca que también protagonizó aquel vergonzoso episodio la noche del partido en España contra el seleccionado de Catalunya en Montilivi que luego fue exhibido por el capitán Tomás Rincón en sus redes sociales. Las camisetas italianas jamás llegaron y la solución fue comprar un juego de camisetas Decathlon a las que les cortaron las etiquetas y les pintaron el logo “Givova”.

Adidas aprovechó la coyuntura esta vez tal como había hecho en 2004 cuando la marca mexicana Atlética tampoco tenía forma para tener presencia en Venezuela para atender la demanda, para lo que la marca de las tres rayas siempre dejó muestra de su profesionalismo y estructura a disposición de su nuevo cliente. Si, la marca alemana viste más y sus diseños le colocan entre las mejores indumentarias para este deporte.

La camiseta no juega ni tampoco su diseño que puede ser impactante o simple según el gusto de cada uno. La camiseta es para sudarla, para usarla con orgullo por ser la piel que representa un gentilicio acompañado del sentido de pertenencia que tenemos hacia nuestra Vinotinto. El color siempre será el mismo y representará los mismos valores e identidades, también nuestra historia y sueños de grandeza.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.