177 cimas en 8 días: Kilian Jornet deslumbra en los Pirineos

Por As Acción

“Uno de los retos más difíciles a los que me he enfrentado”. Así define Kilian Jornet su última aventura en los Pirineos. Empezó el 2 de octubre a los pies del Cim Frondella, en Sallent de Gállego, Huesca. El objetivo era cruzar los Pirineos conquistando un total de 177 picos de más de 3,000 metros por el camino. A lo largo de su travesía llegó a encadenar ni más ni menos que más de 40 cumbres en un solo día, caminando durante 39 horas ininterrumpidas y desplazándose en ocasiones en bicicleta para conectar diferentes tramos.

No son los únicos datos espectaculares que deja su última gesta. Los paisajes que vieron crecer a esta leyenda viva del deporte de montaña también han sido testigos de otros números que solamente están a su alcance: en los 8 días de la travesía, Jornet recorrió un total de 485.65 kilómetros, superó un desnivel de más de 43,000 metros y llevó a cabo más de 155 horas de actividad física (8 días son poco menos de 200 horas…).

“Avanzar por estas aristas ha sido un placer y he disfrutado mucho de los recorridos. Había subido a estos picos cuando tenía 13 años, pero no los recordaba, lo que hizo que esta experiencia fuera muy intensa desde el punto de vista visual”, compartió Kilian Jornet. Habla de algunas de las cumbres más icónicas de los Pirineos: Balaitús, Garmo Negro, Vinhamala, Cilindro, Mont Perdut, Pic Long, Pic de Posets, Punta de Lliterola, Aneto, Sayó, Montcalm o la Pica d’Estats, entre casi 200 cimas conquistadas.

Precisamente en esta última terminó su reto la mañana del 10 de octubre de 2023, cuando los primeros rayos de sol iluminaron la cima de la que es la montaña más alta de Cataluña, ubicada en el Parque Natural del Alto Pirineo.

“Redescubrir así las cumbres que ya no recordaba ha sido una experiencia espectacular y, al mismo tiempo, una de las cosas más difíciles que he hecho. Este año tenía la intención de participar en algunas carreras, pero una lesión me lo impidió. Después de recuperarme, comencé a considerar varios proyectos y se me ocurrió la idea de encadenar los picos de más de 3,000 metros en los Pirineos. Tenía esta idea en mente, pero no sabía si era un desafío factible o una locura. Después de consultar y recibir consejos de personas que conocen muy bien las rutas de los Pirineos, decidí hacerlo”, concluyó Jornet.

Foto: ARIÑO VISUALS

Fuente: www.as.com

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.