ÚLTIMOS EXÁMENES ANTES DE LA ELIMINATORIA

Por Richard Méndez

Venezuela completó un par de victorias en los últimos dos amistosos ante Honduras y Guatemala y en ambos ganó por uno a cero mostrando mejoras en ciertos aspectos que lo requerían. Los rivales centroamericanos le exigieron más con fuerza que con orden a una selección que muestra que pese a haber sido la última de Conmebol es un equipo duro de vencer. 

Entendiendo que la llegada del Bocha tenía como principalmente traer estabilidad emocional a un grupo que venía del tormento que se vivió en los meses anteriores con el caso Lezcano-Pékerman y lo que ya se arrastraba entre la renuncia de Josef a Dudamel o la ingenuidad para dirigir una eliminatoria en Sudamérica con la complejidad que eso trae consigo.

Conversando con varios jugadores de la Selección pude encontrar esa tranquilidad y estabilidad que ellos no dudan en reconocer ante lo vivido en los últimos tres años. La verdad es que Batista demostró liderazgo más allá de su joven edad y eso es un aval cuando vas a sentarte a discutir y exigir al jugador hacer las cosas bien.

Hay conclusiones que pueden ser esperanzadoras previo al debut en Septiembre contra Colombia. Venezuela mejoró notablemente en ataque, siendo un grupo que genera una altísima cantidad de situaciones en el área rival. Por ejemplo, contra Guatemala Salomón fue el jugador que más dispuso de oportunidades y a la vez fue insultado por un sector de la cancha. Sin embargo, no son las lesiones que indican que su fecha de vencimiento está cercana.

El problema de los laterales sigue sin resolverse.y los experimentos mostraron este domingo ante los chapines que queda mucho por trabajar y para conseguir el ideal de cada banda, así fue que Luis Magpo una y otra vez mostró no estar en ritmo de selección y finalmente quedó retratado en más de una oportunidad, además cuando estuvo al frente el “Checho” Batista.

Dani Pereira fue una de las notas más elevadas de la convocatoria y estuvo muy por encima de lo esperado. Juzgar a Dani te lleva a mirar con lupa el partido y es un jugador en la mitad de la cancha y la realidad es que cumplió y trajo cosas nuevas a nivel de desplazamientos que lo ponen en la lista. 

Dani y su familia tienen varios años esperando por una resolución que les otorgue el “asilo político” para tener más posibilidad de triunfar en la Vinotinto. La razón es simple, él y su familia permanecen a la espera de una respuesta. Su fútbol dejó a todos gratamente sorprendidos.

De Marqués y Torregrossa no vimos casi como para juzgar más allá de un flojo partido de ambos. A Alejandro le costó mucho y eso se notó en un momento cuando teniendo a Soteldo solo por el lado izquierdo decidió rematar al aro echando la bola por fuera. Al menos mostró ganas y apetito voraz para atacar. Otro caso que dejó sorpresa por lo flojo fue el de Luis Mago, probablemente de lo peor que tuvo Venezuela en East Hartford.

El volumen ofensivo se incrementó pero urge que se concrete y poco más, que se pueda tener “pegada” cada vez que se suba al arco rival. Venezuela atacó permanentemente y no podía meterla, tanto por igual contra catrachos que contra chapines. Pero del otro lado la defensa se muestra sólida y solvente, al menos en estos dos últimos partidos,

Bocha apenas lleva cuatro partidos dirigidos y mantiene  el invicto con tres triunfos y solo un empate. Venezuela ya no tendrá otra oportunidad para hacer un “casting general” de jugadores a ser parte del equipo que va estar en la primera jornada. Colombia será ese primer rival al que debemos empezar por mostrar cuánto se aprendió antes de jugar por un cupo al Mundial.

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.